miércoles, 13 de enero de 2010

ADOQUINES POR BUSTAMANTE


dejó las luces
amarillas atrás
en la avenida corrientes
y siguió por una calle
con chicos
corriendo bajo la noche
y él
sonrió
y fue a buscar
la casa
donde ella una vez
dijo su nombre antes que el mundo
y no la encontró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog